| x | x | x |

00:39.

me tumbé en la cama y me arropaban hasta los demonios.
sentí que el frío me calaba los putos huesos y no me dejaba dormir, igual es que te necesitaba allí.
que tenía una de esas tardes de quiero-mimos que tanto me caracterizan.
y nadie se imaginaba lo que era soñar contigo y despertarme sin que estuvieras a mi lado, no recorrerte la espalda con el dedo índice mientras te oía resoplar.
que cuando me preguntaban cómo me veía en unos años sólo podía responder que contigo.
que moría sólo de imaginar que te ibas.
que las historias de amor eran bonitas.
o eso pensaba.
que te fuiste sin decir nada, desapareciste cómo el humo.
y yo no sabía que hacer, estaba perdida (me perdías).

No hay comentarios:

Publicar un comentario