| x | x | x |

no le llames amor.


esperé trenes por ti, me dijiste que me querías hasta la luna y vuelta (pero nunca volviste).
me inspirabas para escribir durante horas, pero nunca salía nada bueno de ello (quizás cómo en nuestra relación).
querías una historia de amor, pero nunca te dejaste querer.
las olas del mar nunca se me habían parecido tanto a mí; solitarias, y cuando llegan al final de su corta vida, se rompen en mil pedazos.
me ahogabas y no te dabas cuenta.
lo de besarnos en una cornisa siempre me había parecido peligroso, hasta que llegaste tú y me hiciste creer que no caería (y al final tú me empujaste).
yo, amante de los desastres irreparables, cómo del filo de tu boca.
tú, amante a secas.
nos dimos el pésame por las noches rotas y las historias olvidadas, y luego nos besamos para intentar empezar de nuevo, de cero.
yo, asmática de pulmones y de corazón.
tú, fumador compulsivo.
mataste a la inocente M poco a poco, calada a calada.
la dejaste exhausta a un lado de la cama poco antes después de coger tu maleta e irte de nuevo.
Je t'aime susurrabas por cada gemido acompasado con un movimiento de nuestra cama, amante loco.
que manera de perder las formas y que forma de perder las maneras.

winterfellis:

milky air by elizabeth sarah on Flickr.


te fuiste
después del amanecer
con mi carmín aún en tu boca
y mi amor en tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario